viernes, 13 de septiembre de 2013

Con el visto bueno de la Comisión Nacional de la Competencia UN FONDO DE INVERSIÓN HARÁ NEGOCIO CON EL TRANSPORTE SANITARIO DE CANARIAS

  El proceso mediante el cual se está procediendo a ampliar el nicho del negocio privado en el sector de la Sanidad, en perjuicio del sistema nacional de salud público, está a punto de acelerarse en el Archipiélago canario. En este caso, sin embargo, los beneficiarios de las políticas "liberalizadoras" impulsadas por los Ejecutivo central y autonómico no serán, por una vez, los empresarios ya instalados en las Islas, con el dueño de la red hospitalaria internacional Hospiten, Pedro Luis Cobiella, a la cabeza.





    La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha aprobado en primera  fase la operación de concentración que permitirá que las empresas dedicadas al transporte sanitario de enfermos, discapacitados y accidentados en Canarias -Transportes Aéreos Sanitarios Isleños SA (Tasisa), Assistalia SL y Ambulancias de las Islas Canarias SL- pasen a manos de Supsar Invest SLU.  Un conglomerado controlado por una una sociedad luxemburguesa de inversión, International Emergency Services Sarl., controlada, a su vez por un fondo de inversión, Investindustrial IV L.P., que se dedica a la compra, tenencia, administración, permuta y venta de toda clase de valores mobiliarios tanto públicos como privados, nacionales y extranjeros.







    La resolución de la CNC, emitida el pasado mes de abril, por el organismo presidido por Joaquín García Bernaldo de Quirós, aclara que  el pasado 13 de marzo recibió una notificación de la citada operación, por la que Supsar adquiría el "control exclusivo" de estas empresas, junto a otra que opera en Baleares en el mismo sector, Contratas Ambulancias Emergencias SA.







   Visto el informe y la propuesta remitidos por la Dirección de Investigación, Competencia ha dado el visto bueno a la compraventa, en cuyo contrato las partes han alcanzado una serie de acuerdos. Entre ellos, que "el vendedor principal", que no cita en el documento por considerarlo de carácter confidencial, "prestará servicios de asesoramiento y colaboración con los órganos de administración y dirección de Supsar, como sociedad dominante del grupo".







   El acuerdo tiene una duración de tres años e implica que comprador y vendedor se comprometen a respetar un pacto de no competencia y de no captación. "El contrato incluye una cláusula por la que el vendedor se compromete a no competir directa o indirectamente con los negocios de las sociedades adquiridas por un periodo de igual o inferior a tres años, a contar desde la terminación de dicho contrato".







   Con la entrada en vigor de este contrato, pues, la prestación de un servicio tan esencial para la población canaria como el del transporte sanitario se encontrará supeditado a la generación de beneficios para un grupo de inversores extranjeros de ubicación desconocida. 







  Circunstancia que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ni siquiera ha llegado a considerar como posible "impedimento" para aprobar la operación.  El informe y propuesta de resolución de la Comisión Nacional de la Competencia se limita a señalar que  ni Supsar ni sus matrices controlan en España sociedades activas en el mismo mercado que las adquiridas, a excepción de Transport Sanitari de Catalunya SLU, que presta servicios de transporte sanitario en mercados geográficos distintos de los afectados por la adquisición de las empresas de transporte sanitarias de Canarias y Baleares.







    Por ello, la Dirección de Investigación considera que la concentración "no supone una amenaza para la competencia efectiva en los mercados, ya que no existe solapamiento horizontal ni vertical entre las partes de la operación". Sobre las posibles amenazas para la salud de los enfermos no ha habido hasta la fecha ningún pronunciamiento.  









Hemos quitado la foto del articulo ya que no corresponde a la empresa comprada por este fondo de inversiones.

No hay comentarios:

Stefano Pellegri