martes, 11 de mayo de 2010

FIRMADO EL CONVENIO COLECTIVO ESTATAL DE AMBULANCIAS

Convenio Colectivo Estatal para las empresas y trabajadores de transporte de enfermos y accidentados en ambulancia,del cual daremos más información próximamente.

Firmado por la parte empresarial, las organizaciones empresariales ANEA, ADEMA, SANITRANS, y AGETRANS, y por la parte social, la Federación Estatal de Transportes, Comunicaciones y Mar de la Unión General de Trabajadores (U.G.T.) y la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CC.OO).
QUE BUENAS NORMAS  ,BIEN PARA LOS BARES Y RESTAURANTES YA SABEMOS QUE NO DETENDRA A NADIE Y ESO SI EL AGENTE LO CONSIDERA PUES SI NO LO CONSIDERA NO DETENDRAN A NADIE  LOS AGENTES TENDRAN QUE DETECTAR  CON EL OLFATO JAJAJAJJKJKJKJJK HAY QUE JODERSE.

Nada hombre, la próxima reducción de gastos será hacer los servicios a pie, y allí donde el terreno sea lisito echarse las botas al hombro para no gastarlas. Bien mirado, no hay mal que por bien no venga, ahora los bares y restaurantes venderán más vino, pues se estaban quejando de la escasez de ventas.

LA CRISIS TOCA A LA GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil reduce los test de alcohol por la crisis


Daida I. Rodríguez


Las Palmas de Gran Canaria

La crisis económica también afectará al trabajo de los miembros de la Guardia Civil, sobre todo de la sección de Tráfico.
El Ministerio del Interior ha impuesto una serie de medidas para reducir gastos entre las que se incluye hacer menos kilómetros o no realizar controles de alcoholemia si el agente cree que dará negativo.
Sólo se realizarán pruebas de alcoholemia en caso de infracción o accidente, realizando únicamente pruebas en los muestreos preventivos a los conductores en los que se tenga certeza de influencia alcohólica».
Esta es, textualmente, una de las medidas que la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil ha comunicado a los agentes de la Benemérita para reducir costes.
En el caso de los controles de alcoholemia, el ahorro vendrá por un menor gasto en las boquillas de las pruebas.

Sin embargo, muchos guardias civiles han puesto el grito en el cielo dado que existen muchas artimañas para simular que no se ha bebido y que el agente no puede detectar a simple vista, permitiéndose a alguien que ha bebido continuar conduciendo con el riesgo que esto supone.
Tampoco se realizarán servicios de radar en movimiento sino en vehículos estacionados en los arcenes de las autopistas.
Otra de las medidas para ahorrar combustible será reducir la velocidad al menos un 20% con respecto a la máxima permitida en la vía, facilitando el adelantamiento y reduciendo así la capacidad de sorprender a un conductor que comete alguna infracción como hablar por el móvil o no llevar el cinturón.
También tendrán que incrementar el número de estacionamientos y permanecer en ellos al menos 30 minutos; dejar que el vehículo circule por su propia inercia en las bajadas; y reducir al máximo el uso de motocicletas, vehículos camuflados y todoterrenos.

Por supuesto se insiste en el ejercicio de la conducción económica con ventanillas cerradas, sin frenazos bruscos y vigilando la presión de los neumáticos.
Otra de las apuestas para evitar traslados es el fomento de las videoconferencias para las comparecencias judiciales.
El control del gasto telefónico es otro de los objetivos. Los agentes tienen prohibidas las llamadas de fijo a móvil o viceversa y se suprimen la totalidad de las llamadas particulares.
El operador de la centralita será quien autorice las llamadas externas a móviles o provinciales. También se pedirá explicaciones a los agentes que superen los límites que se consideran precisos para las llamadas oficiales y todos deberán hacer uso de los mensajes de texto para comunicar datos concretos y evitar así que una llamada se extienda.
Por otro lado, se utilizará el correo electrónico en todos aquellos casos en los que se pueda sustituir a otros medios como el fax o el correo ordinario.

El gasto energético también está en el punto de mira. Las instrucciones señalan que hay que apagar todas las luces de las dependencias al abandonarlas. Se limitará el uso de la impresora y más aún si ésta utiliza tinta de color. El aire acondicionado deberá estar a 26 grados en verano y a 21 en invierno y se colocarán bombillas de bajo consumo en todas las instalaciones.
Por último, las dietas por vigilancia de servicios y otras comisiones con derechos a indemnización serán las mínimas indispensables.

El FMI dice que la negociación colectiva en España tiene "efectos perversos"

Stefano Pellegri