jueves, 29 de abril de 2010

las barandillas de las camas están sujetas por vendas y, en ocasiones, alguno de los ancianos ha caído al suelo. Además, los somieres están totalmente destrozados, tal y como se demuestra a través de un archivo fotográfico que han hecho llegar al juzgado de Güímar. Para complementar las diligencias, el titular del órgano judicial ha ordenado a la Guardia Civil que tome manifestación a los familiares, alguno de los cuales al parecer han corroborado las denuncias





las barandillas de las camas están sujetas por vendas(eso no es nada ver una ambulancia con las puertas sujetas con el mismo elemneto de sujeción que las barandillas  era normal)solo hay que ver lo que se  ponia como escalon para bajar los pacientes de las ambulancias.Cajas de todo los tipos ,tambien se sujetaba con alambre las botellas de oxigeno incluso las torretas las ambulancias y un largo etc..................................¡DESASTRE TOTAL! lo más duro de esto es leer que hay politicos que lo justifican  los de GSC también lo justificaban en su dia hasta que se cansaron de el .Solo hay que escuchar aquella entrevista en Radio el DIA entre Luis Molina gerente de GSC y hasta ese entonces representante de este empreario el tal Eugeni de Armas , ahi le dio duro Luis Molina diciendo todo lo que tenian guardado desde hace años atras aunque se guardo alguna.

De esto todo hay un completo archivo fotografico,radiofonico incluso  en las hemerotecas hay hasta un famoso reportaje de la televisión nacional Tele 5.

HABRIA QUE PASARLE UN AMPLIO DOSIER  DE ESTE EMPRESARIO A ESTA SEÑORA QUE LO JUSTIFICA

Y DOÑA SEVERA NO SE LE PONE LA CARA COLORADA AL DECIR ESTO

Para Severa Pérez Fariña, todo se circunscribe al impago de las nóminas de los dos últimos meses. "Es verdad que llevan dos meses sin cobrar. El martes vino un representante de la empresa para negociar eso. Estamos con falta de dinero como todo el mundo. Por eso pienso que todo está orquestado por esta señora".










Es que admite que es cierto que no paga incluso lo pone como una cosa normal dejar depgar a los empleados,un buen politico no diria eso a un medio de comunicacíón.

Admite también la concejala que los paneles solares se averian  y por eso se bañan los abuelos con agua  fria ,es que hay que joderse.En mi pueblo si no hay placas solares tambien se puede calentar el agua en un calderito para poder lavarlos bien .
Menos mal que no dice nada de los embargos y las denuncias ala inspección de trabajo.

QUIEN NOS PUEDE DECIR QUIEN ES ESTE EMPRESARIO????

Oceanic Assistence S L=

El juzgado investiga maltratos en una residencia

Las denuncias se centran en la falta de alimentos, escasez de productos higiénicos y la ausencia de un médico hace un año

ANTONIO HERRERO


SANTA CRUZ DE TENERIFE La denuncia de una trabajadora de la residencia sociosanitaria María Auxiliadora de Arafo y representante sindical acerca de unos supuestos malos tratos a los ancianos ha motivado que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Güímar haya abierto unas diligencias previas con número 271/2010 y ordenado a la Guardia Civil una investigación sobre la veracidad de tales hechos. Estos se centran en la falta de alimentos, la escasez de productos higiénicos y la ausencia de un médico desde hace un año.

La Opinión de Tenerife tuvo acceso a la denuncia, que consta de ocho folios y en la que aparecen numerosas irregularidades. Entre ellas que al menos seis familiares de internos han presentado sendas quejas al Ayuntamiento de Arafo sin que hayan obtenido respuesta alguna. La residencia, propiedad del Consistorio arafero, acoge en estos momentos a 32 pacientes internos y a 14 en el centro de día, aunque el número de plazas es de 34. Para atender a este número de ancianos, cuenta con una plantilla de 22 personas. El centro es gestionado por la empresa Oceanic Assistence S L, que provee de los servicios auxiliares, de enfermería y medicina.

Desde el pasado mes de octubre, la representante de los trabajadores María de la O Rodríguez Rodríguez interpuso la correspondiente denuncia ante el puesto de la Guardia Civil de Güímar, donde relataba una serie de carencias. Por ese motivo, el juzgado ha decidido continuar con las pesquisas. Entre estas figuran el lamentable estado de las camas, la restricción que se hace de los pañales, así como la falta de alimentos, mantenimiento, seguridad.

Baños de agua fría

La Opinión de Tenerife pudo hablar con la representante de los trabajadores, que relató que "los pacientes estuvieron durante los meses de octubre y noviembre bañándose con agua fría, puesto que el calentador estaba roto. Algunos de los ancianos se encuentran encamados y sin embargo, se les bañó con agua fría, lo que provocó diversos episodios de neumonía".

En cuanto a la alimentación, es tal vez el capítulo que presenta mayor gravedad. "La nevera de alimentos permaneció rota durante un mes, pero los productos que se hallaban en su interior, algunos en mal estado, fueron suministrados a los ancianos. Varios de ellos sufrieron problemas estomacales y se les automedicó en el propio centro sin control médico, con el consiguiente riesgo de deshidratación. Un total de 18 pacientes sufrieron episodios de diarreas. Hay veces que no hay yogures, ni gelatinas", sentenció la representante sindical. Añadió, además, que "cada persona paga entre 500 y 700 euros al mes ". La falta de productos higiénicos y medicamentos es otra de las áreas que investiga el juzgado de Güímar, que supuestamente ha detectado que se restringe el cambio de pañales, las barandillas de las camas están sujetas por vendas y, en ocasiones, alguno de los ancianos ha caído al suelo. Además, los somieres están totalmente destrozados, tal y como se demuestra a través de un archivo fotográfico que han hecho llegar al juzgado de Güímar. Para complementar las diligencias, el titular del órgano judicial ha ordenado a la Guardia Civil que tome manifestación a los familiares, alguno de los cuales al parecer han corroborado las denuncias.



La empresa que lleva la contrata, Oceanic Assistence SL, no ha dotado de médico al centro María Auxiliadora desde hace un año, sólo cuenta con una enfermera, servicio de fisioterapeuta, dos animadoras, el equipo técnico, un administrativo y 17 auxiliares. Esta empresa, según la representante sindical, lleva dos meses sin abonar las nóminas a sus trabajadores y desde el 20 de noviembre de 2009 mantiene seis demandas con organismos oficiales, tales como el Juzgado de Lo Social y la última de ellas, el 20 de abril del año en curso, por un embargo. En días pasados, un inspector del Instituto de Atención Sociosanitaria llevó a cabo un inspección. Con anterioridad, la Inspección de Trabajo giró una visita al centro.

Habla la concejal

Este periódico pudo hablar ayer con la concejal responsable de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Arafo, Severa Pérez Fariña, para conocer su parecer sobre estos hechos.

"No tenemos constancia de momento de que la denuncia interpuesta por esta persona haya llegado a los juzgados de Güímar. He de decir que la autora es una trabajadora resentida con la empresa. Sin ir más lejos, días pasados pretendieron mantener una reunión sin comunicarla a la empresa y se tuvo que suspender, ya que alguna de las empleadas abandonaban su puesto para ir a la misma".

Severa Pérez agregó que "con respecto a la comida, que es otra de las quejas, he de decir que tenemos un altísimo porcentaje de ancianos que no se nos mueren por el tipo de alimentos que se les da. Es más, tenemos una lista de espera enorme, pero no podemos acogerlos a todos, ya que sólo disponemos de 32 plazas. Es un centro del que nos sentimos orgullosos".

La concejal responsable agregó que, "las placas solares que tenemos en la residencia se averían y por eso las trabajadoras han llegado a bajar las palancas para que no haya agua caliente y de esta manera bañar a los ancianos con agua fría".

"Nosotros tenemos una directora del centro que nos ha comunicado muchas irregularidades de alguno de los trabajadores", señaló. "Por citarle un ejemplo", apuntó, "la denunciante presentó un escrito en el juzgado con firmas fotocopiadas de otro presentado hace unos dos o tres meses y lo único que hizo fue adjuntarlas al mismo. Eso podría ser un delito de falsedad documental".

Para Severa Pérez Fariña, todo se circunscribe al impago de las nóminas de los dos últimos meses. "Es verdad que llevan dos meses sin cobrar. El martes vino un representante de la empresa para negociar eso. Estamos con falta de dinero como todo el mundo. Por eso pienso que todo está orquestado por esta señora".

Stefano Pellegri