sábado, 29 de enero de 2011

Esto era de esperar, primer paso información en los medios de comunicación para que no digan que no se dice nada pero primero la denuncia ante la inspección de trabajo después la inspección de trabajo dado que esto aparece en los medios de comunicación y además podría ser un escándalo y un posible fraude pues inspecciona y si ve signo de algún fraude le vanta acta de inspección.



Por lo tanto podría ser largo y aquí puede suceder de todo desde sanciones a las empresas como a los enfermeros aparte de incluso que se ponga a los enfermeros en platilla con antigüedad de esos años que han supuestamente defraudado a la seguridad social. Incluso que los empresarios opten por prescindir de los enfermeros autónomos.

Contratar nuevos como personal laboral.

Lo que es posible es que ya la inspección haya pasado por los centros de trabajo donde trabajan estos enfermeros como autónomos .Todo el mundo sabe que estos enfermeros su medio de producción es la ambulancia es de las empresas y además su uniformidad dice claramente para quien trabaja incluso con documentación de pruebas.



Hacienda investiga el caso de los ''falsos autónomos'' en el SUC

POR UN POSIBLE FRAUDE A LA SEGURIDAD SOCIAL


Hacienda investiga el caso de los ''falsos autónomos'' en el SUC
“No puede ser la moneda habitual de las contrataciones”, dice Leopoldo Cejas, del Sindicato de Enfermería.


Hacienda investiga el caso de los enfermeros de ambulancias del SUC, por si sus contratos mercantiles con Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC) suponen un fraude a la Seguridad Social cometido por el Gobierno y las empresas Iscan, Tasisa y Aeromédica.


El Sindicato de Enfermería SATSE interpuso ante Inspección de Trabajo de Santa Cruz de Tenerife una denuncia en junio pasado. El denunciante es un enfermero obligado a firmar un contrato mercantil con el GSC y darse de alta como autónomo, lo que le obliga a pagarse la Seguridad Social, pese a que ejerce el mismo trabajo y está sometido a las mismas obligaciones que otros compañeros con contrato laboral.


En esta misma situación hay otros 45 enfermeros de ambulancias en ambas provincias. De esta manera, el Gobierno de Canarias, a través del GSC, que depende de la Consejería de Presidencia, no sólo defraudaría a la Seguridad Social, sino que estaría impidiendo que esas plazas salieran a oferta pública, al estar ya cubiertas.


En un comunicado en su web, el SATSE señala que “en este fraude, también están implicadas las empresas privadas concesionarias de las ambulancias: Aeromédica, Iscan, y Tasisa en las dos provincias, y García Tacoronte en la isla de La Palma. Esta situación irregular está siendo investigada por Hacienda”.

No es nuevo


El secretario provincial del Sindicato de Enfermería en Tenerife, Leopoldo Cejas, afirmó a CANARIAS AHORA que la situación “no es nueva” y opinó que “es penoso que sean la propia Administración y las empresas privadas para la gestión pública las que cometan fraude de ley con estos contratos, y este fraude no puede ser la moneda habitual de las contrataciones”.


“Muchos de estos trabajadores no denuncian por miedo a perder su puesto de trabajo”, manifestó Cejas, quien también reconoce que otros no lo hacen porque no les conviene, ya que el SATSE tiene constancia de personal sanitario con un contrato indefinido en algún centro médico, pero que obtiene un segundo sueldo como falso autónomo en el servicio del ambulancias del SUC.


Recordó que los falsos autónomos “no tienen derecho a bajas laborales, ni bajas por maternidad, tampoco tienen derecho a vacaciones y su salario está muy por debajo de lo que percibirían si tuvieran un contrato laboral”.







http://www.canariasahora.es/noticia/167682/

NO ERA RENTABLE

CANARIAS 7

Declaran nulos y discriminatorios el despido de dos trabajadores enfermos

EFE / Las Palmas de Gran Canaria


La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha considerado nulos y "discriminatorios" los despidos de dos trabajadores de la empresa Aeromédica Canarias, un ATS y una auxiliar clínica, cuyos contratos fueron rescindidos por estar enfermos, uno de ellos de cáncer.

Así lo ha informado hoy el abogado laboralista Joaquín Sagaseta, quien ha facilitado a Efe las dos sentencias de la sala de lo Social, que ha calificado de "enorme trascendencia social" ante las prácticas "crueles" y antisociales" que se están produciendo en algunas empresas y que se están generalizando.

Sagaseta consideró que el pronunciamiento de esta Sala puede ser el primero que se adopte en este sentido en España, donde denunció el trato de "segregación y penalización" que se está produciendo por ejercer el trabajador el legítimo derecho a la protección de su salud.

Además, destacó el varapalo que supone para los juzgados de lo Social 3 y 8 de Las Palmas de Gran Canaria, cuyos titulares en su día dieron la razón a la empresa en sus sentencias, ahora revocadas por el TSJC con un sentido "tremendamente progresista", aparte de ser "sólidas y congruentes" con la Constitución Española y el Estado de Derecho.
El ATS S.A., que ejercía la función de camillero, con una antigüedad de 1 de enero de 2005, fue despedido por la empresa el 23 de febrero de 2009, porque su contratación "no era rentable" atendiendo a las continuas bajas por enfermedad.
En la carta de la empresa se reconocía la improcedencia del despido y el mismo día de su entrega consignó el importe de la indemnización.


En el caso de la auxiliar, ésta prestaba servicios para la empresa desde el 19 de agosto de 2006 y el 9 de julio de 2009 la empresa también entregó una carta despedido por los múltiples procesos de incapacidad laboral, reconociendo así mismo la improcedencia.




Stefano Pellegri