jueves, 29 de diciembre de 2011

Denuncian el despido "masivo" de trabajadores de Cruz Roja en Las Palmas

EFE, Las Palmas







El sindicato Sitca denunció ayer el "despido masivo de la plantilla de trabajadores" de Cruz Roja en los municipios grancanarios de Mogán y La Aldea, una decisión de la organización humanitaria que calificó como "ilegal" y relacionó con su intención de "romper el contrato de servicios" que mantiene actualmente con el Servicio Canario de Salud (SCS).






Así lo ha manifestado en un comunicado el secretario general de la organización sindical, Antonio Rodríguez, quien cree "inaceptable" que más de cuarenta trabajadores "se queden en la calle", lo que implicará que se deje de prestar asistencia a una población de 12.000 personas.






El sindicato, que representa a los trabajadores afectados, tiene la intención de emprender acciones judiciales "para impedir este atropello contra sus derechos fundamentales, máxime cuanto lo hace una entidad que se denomina como una organización no gubernamental, pese a que actúa como la peores de las empresas".






De igual forma, Sitca pedirá a la Fiscalía "que actúe de oficio ante la actitud y comportamiento de esta ONG" y ante la posibilidad, además, de que "el Servicio Canario de Salud deje de prestar sus servicios a más de 12.000 personas", informó Rodríguez en el comunicado.






Concentración






Ante esta situación, la organización sindical ha comenzado a tramitar los permisos pertinentes para poder organizar una concentración permanente ante la sede de Presidencia del Gobierno canario en Las Palmas de Gran Canaria, con la que pretende dar a conocer este conflicto laboral.






De igual forma, Antonio Rodríguez denunció, en declaraciones a la agencia Efe, el cierre de la residencia de mayores de La Aldea, previsto para el próximo 31 de diciembre, lo que implicará el despido de sus 25 trabajadores y afectará a sus cuarenta usuarios, de los que 29 permanecen ingresados por padecer dependencias de medio y alto grado.






Según el secretario general de Sitca, el cierre de esta residencia se llevará a cabo después de que el Cabildo de Gran Canaria haya anunciado la suspensión del convenio que permite costear su funcionamiento.






POR LO QUE SE VE LOS MEDICOS DE LA MESA DE TRANSPORTE REBATEN LA VALORACIÓN DEL ESPECIALISTA

Carmen Rosa lleva solicitando que su hijo sea trasladado en una ambulancia individual desde el mes de octubre. Según expone, sus reiteradas llamadas a la Administración solo han recibido la respuesta de que "la valoración solo la hacen los médicos de la Mesa de Transporte", incluso contando con los informes de los especialistas de Neumología y Rehabilitación

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿VERDADERO O FALSO????

"la Mesa de Transporte nunca deniega un transporte siempre que éste sea procedente en las condiciones que se establezcan por los facultativos".


Un "micro" no es una ambulancia

Carmen González pide que su hijo, trasplantado de los pulmones y en espera de otra intervención, cuente con una ambulancia individual para ir a rehabilitación, como ha aconsejado su médico. Sanidad solo le facilita un transporte colectivo.
 
M.G., S/C de Tenerife






Trasplantado de los dos pulmones, enfermo de diabetes y a la espera de un segundo trasplante tras sufrir una neumonía, Carlos no tiene derecho a una ambulancia individual para acudir a sus sesiones de rehabilitación en el Hospital Universitario de Canarias (HUC). Y eso pese a que sus médicos han recomendado que se le traslade "sin ser acompañado por otros pacientes, dada la eventual posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas-respiratorias".



Su madre, Carmen Rosa González, se ha cansado de esta situación y no solo ha presentado una reclamación ante la Administración sanitaria, sino también una denuncia en los tribunales. Entiende que se están vulnerando los derechos de su hijo como paciente y que se está poniendo en serio riesgo su salud.



Lo que la Mesa de Transporte del Servicio de Urgencias Canario (SUC) -dependiente de la Consejería de Sanidad- está dispuesta a facilitarle es un transporte colectivo, que, además, recogería a Carlos a las diez de la mañana, cuando sus sesiones de rehabilitación son a las doce y las dos.



Lo que hace este "micro" -así lo define Carmen Rosa- es un auténtico "tour" en busca de otros pacientes, en el que emplea un tiempo que puede suponer un mayor peligro para su hijo, pues éste, entre otras circunstancias, tiene una máquina de oxígeno con una autonomía de solo cuatro horas. Además, su diabetes le impide pasar mucho tiempo sin la atención necesaria.



El caso es que Carlos, de 41 años de edad, no está realizando la rehabilitación pulmonar que precisa para su próxima intervención, que se realizará en el hospital madrileño de Puerta del Hierro, probablemente a finales de enero.



Carmen Rosa lleva solicitando que su hijo sea trasladado en una ambulancia individual desde el mes de octubre. Según expone, sus reiteradas llamadas a la Administración solo han recibido la respuesta de que "la valoración solo la hacen los médicos de la Mesa de Transporte", incluso contando con los informes de los especialistas de Neumología y Rehabilitación.



Rechazo



El primer trasplante pulmonar bilateral -de ambos pulmones- le fue practicado a Carlos en diciembre del año 2003. Actualmente, y tras sufrir una neumonía a finales de 2010 y ser ingresado, sufre un rechazo de los nuevos órganos, por lo que ha de ser trasplantado otra vez. Hasta ese momento, y como requisito indispensable, ha de someterse a rehabilitación.



Fuentes del SUC alegan que "la Mesa de Transporte nunca deniega un transporte siempre que éste sea procedente en las condiciones que se establezcan por los facultativos". Este organismo "recibe peticiones que se valoran y que siempre se adecuan a los horarios y servicios disponibles".



Stefano Pellegri