miércoles, 11 de enero de 2012

El archipiélago, entre las CC AA con suspenso más alto por el Defensor del Paciente por su asistencia sanitaria

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press Canarias junto con Galicia, Andalucía y Cataluña, "que se lleva la palma" por sus recortes, es una de las comunidades autónomas suspendidas por la Asociación de El Defensor del Paciente por su asistencia sanitaria, según los datos que recoge su memoria correspondiente a 2011.

El año pasado hubo un total de 13.010 casos por presuntas negligencias médico-sanitarias, tanto en la sanidad pública como en la privada, casi mil más (848) que en el año anterior. Además, de estos, 603 eran casos de pacientes que habían fallecido.

La memoria recoge todas las quejas, reclamaciones, deficiencias y negligencias recibidas por teléfono, correo ordinario o Internet, que no obstante deben considerarse como "presuntas" hasta que los tribunales se pronuncien.

"La sanidad española está en cuidados intensivos", según ha reconocido la presidenta de esta asociación, Carmen Flores, quien achaca esta situación al "derroche" de los responsables políticos en materia de sanidad que, a su juicio, "han gastado lo que han querido sin dar explicaciones de nada".

De hecho, pide que las competencias en materia de Sanidad vuelvan al Ministerio ya que, como asegura, las comunidades deberían dotar de más recursos y personal a sus servicios sanitarios pero no pueden porque "están arruinadas".


En cuanto al contenido de las reclamaciones recibidas, Flores asegura que no sólo han aumentado las denuncias sino también la gravedad de las mismas. Como en años anteriores, la principal característica de estos incidentes es el error de diagnóstico, sobre todo en los servicios de Urgencias.



No obstante, en otros casos vienen provocados por intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención deficiente, infecciones hospitalarias o retrasos en ambulancias. En este sentido, han contabilizado 65 fallecimientos en los que, tras avisar al 112, o bien no se envió una ambulancia al domicilio para trasladar al enfermo a un hospital, o bien en esos casos la respuesta fue tardía "con más de una hora de retraso".


Asimismo, los niños también son protagonistas de algunas de estas reclamaciones, ya que registraron 119 casos de bebés que nacieron con alguna discapacidad causada por "partos llevados de forma inadecuada", que causaron secuelas como sufrimiento fetal, parálisis cerebral o braquial.

Por comunidades, la Comunidad de Madrid "vuelve a ser la más denunciada", como ha destacado Flores, ya que en 2011 registró 3.355 casos, seguida de Andalucía (1.865), Cataluña (1.691), Comunidad Valenciana (1.318), mientras que los servicios más denunciados suelen ser los de Traumatología y Ginecología, seguidos de Cirugía General, Urgencias, Ambulancias y Oncología.
Por contra, Aragón, La Rioja y País Vasco son las que salen mejor paradas y obtienen "un aprobadraspado". "Aunque también aumentan las denuncias, al menos no tienen tantos problemas", reconoce Flores. CASI MEDIO MILLÓN DE ESPAÑOLES, EN ESPERA DE UNA CIRUGÍA

Además, la memoria anual de esta asociación refleja como el año ha cerrado con unos 486.500 pacientes en lista de espera quirúrgica, con una demora media de 71,4 días para la intervención, lo que supone unos "máximos históricos" de los que responsabiliza "a todas las comunidades".

No quiero pensar que tenemos a los más inútiles gestionando las listas de espera, porque siguen aumentando gobierne quien gobierne", ha aseverado la presidenta del Defensor del Paciente, que ha resaltado como hay pacientes que pueden estar esperando hasta 12 meses para una intervención.

Ante esta situación, Flores "echa en falta" en España que "se reclame más". "Somos demasiado sumisos, y cuantas más denuncias haya, más servirá para dar un toque de atención", advierte.


Asimismo, ha lamentado las agresiones que están sufriendo algunos profesionales sanitarios por parte de los propios pacientes y propone que se pongan cámaras en las consultas para saber cómo se producen. De hecho, ha puesto en duda algunos de estos casos porque, a su juicio, "cuando uno está delante de un médico, está delante de Dios".





Stefano Pellegri