lunes, 2 de abril de 2012

Uno de los helicópteros del SUC no volará en horario nocturno

INMA MARTOS

Santa Cruz de Tenerife






El Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico, suprimirá el servicio nocturno de uno de los helicópteros de urgencias.






Según fuentes no oficiales, el planteamiento de la administración es que el aparato H 24 que está ubicado en el aeropuerto de Gando, en Gran Canaria, cubra los servicios médicos urgentes de todas las Islas no capitalinas del Archipiélago durante un periodo de tiempo, probablemente seis meses, y viceversa cuando le toque el turno al que se encuentra en el aeropuerto Reina Sofía de Santa Cruz de Tenerife.






La supresión de uno de los helicópteros medicalizados en horario nocturno supondría un aumento del tiempo en el traslado a las Islas más alejadas, que incluso podría durar toda la noche. Como consecuencia de ello habría también una merma asistencial a los pacientes residentes o visitantes de las Islas menores que necesiten asistencia urgente.






Con la citada medida de recorte presupuestario lo que se pretendería es ahorrar la mitad en el pago de guardias del personal del SUC.






En la provincia de Las Palmas, trabajan en este servicio dieciséis personas, que se dividen en ocho equipos, uno de ellos perteneciente a la avioneta del SUC y el resto al helicóptero.






En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, por otra parte, la medida afectaría a otros cinco equipos sanitarios.






Dos millones






Según se informó a los miembros del comité de empresa en una reunión celebrada el pasado martes, el recorte económico, que asciende a dos millones de euros, tendrá como consecuencia despidos del personal eventual, desamortización de plazas de gestores y administrativos y, en lo que se refiere a la parte asistencial, la supresión del turno de noche de uno de los helicópteros.






El comité de empresa intentará por su parte realizar una contraoferta al planteamiento de la Consejería en la que no se vean afectados los puestos de trabajo ni los pacientes de ambas provincias.




Tenerife lleva dos meses sin el Vehículo de Intervención Rápida, al no cubrir plazas





El Servicio de Urgencias Canario suspendió hace dos meses la labor del Vehículo de Intervención Rápida (VIR). Este vehículo está destinado a la Intervención en el lugar del incidente o durante el traslado del paciente al centro sanitario. Así, tras la llamada al 1-1-2, se moviliza para para atender a las personas que por enfermedad o accidente, en su domicilio o en el exterior, necesiten asistencia.





No obstante, fuentes no oficiales confirmaron la intención de las autoridades de que vuelva a estar operativo en un plazo no mayor de dos meses. En este sentido, las mismas fuentes explicaron que se reorganizará al personal para que se cubran estas plazas.






Así trabajan






Un equipo formado por hasta tres médicos y tres gestores, en cada sala operativa, dirige el dispositivo VIR. El médico, presente permanentemente en el Centro Coordinador, determina el envío de los recursos adecuados para cada caso y ofrece, si es necesario, teleasistencia, es decir, da instrucciones de actuación hasta la llegada de los recursos o durante el traslado de los pacientes al centro hospitalario elegido.






Mientras, un gestor de recursos sanitarios realiza un seguimiento continuo de la intervención de los vehículos asignados, lo que permite al SUC conocer en todo momento la disponibilidad de su flota para su mejor optimización.






Los servicios de emergencia canarios han evolucionado mucho durante los últimos diez años, y se teme desde el personal que lo integra que los recortes sean un paso hacia atrás en la calidad conseguida.













Una Isla para 36 ambulancias

La atención de las urgencias sanitarias en Tenerife depende de cuatro ambulancias medicalizadas, cuatro sanitarizadas y 28 de soporte vital básico, de las que 20 tienen turno de 24 horas.
 
RAÚL SÁNCHEZ, Tenerife



La atención de las urgencias sanitarias sobre el terreno depende en Tenerife de las 36 ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Un total de 28 funcionan en turnos de 24 horas y ocho están operativas solo doce horas al día. En la Isla existen cuatro ambulancias medicalizadas, dotadas con médico y enfermero a bordo; cuatro sanitarizadas, con un enfermero a cargo de la atención de los pacientes, y 28 ambulancias de soporte vital básico, que solo cuentan con un conductor y un técnico de transporte sanitario.



Estas 36 ambulancias, junto al helicóptero medicalizado ubicado en el aeropuerto del Sur, son las encargadas de atender a los más de 908.000 habitantes de Tenerife y a los más de cinco millones de turistas que visitan la Isla cada año.



El mapa de ubicación de las bases señala que tanto la zona Norte como la zona Sur de Tenerife cuentan con doce ambulancias. En ambos casos disponen de una sola medicalizada. La diferencia entre Norte y Sur está en que en el primer caso hay dos sanitarizadas y en el segundo solo una. En el Sur, por el contrario, hay diez ambulancias con turnos de 24 horas, mientras que en el Norte las ambulancias que trabajan todo el día son solo nueve.



El área metropolitana cuenta también con doce ambulancias, de las que dos son medicalizadas y una sanitarizada. Nueve tienen turnos de 24 horas.



Por municipios, Santa Cruz de Tenerife es el mejor dotado, con siete ambulancias: cinco de soporte vital básico, una medicalizada y una sanitarizada. Le siguen La Laguna, con cinco vehículos, uno de ellos medicalizado; Arona, con tres, una medicalizada y dos básicas; Puerto de la Cruz, con una básica y una medicalizada; La Guancha, con una básica y una sanitarizada, y Guía de Isora y La Orotava, con dos básicas.



El SUC afirma que no ha reducido ni el número ni el horario de las ambulancias desde que adjudicó el servicio en 2009. Además, señala que el número y la tipología de los vehículos existentes es el adecuado para las necesidades de la Isla.



Quejas por retrasos



Sin embargo, fuentes sindicales y médicas han hecho llegar a EL DÍA quejas por la presunta falta de recursos, causa de importantes retrasos a la hora de trasladar pacientes en estado grave desde lugares como algunos centros de salud de la zona Norte. Médicos de urgencias han trasladado a este periódico su preocupación por la repetición de largas esperas, en algunos casos de varias horas, por la falta de ambulancias para trasladar a enfermos graves hasta los hospitales de referencia.



Fuentes sindicales recuerdan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja contar con una ambulancia medicalizada por cada 120.000 habitantes, lo que en el caso de Tenerife obligaría a incorporar al menos tres más.



La OMS también recomienda una ambulancia de soporte vital básico por cada 25.000 habitantes. Un total recomendado de 36 para una población de 908.000 personas como la de Tenerife. Ocho ambulancias básicas más que las actuales. No obstante, si se tuviera en cuenta la población turística flotante en una Isla que en 2011 recibió a 5.165.000 turistas, el número recomendado de ambulancias se incrementaría, advierten.



Una Ambulancia de Soporte Vital Básico (ASVB) es un vehículo de asistencia y transporte sanitario urgente terrestre con capacidad para prestar atención a pacientes cuyo estado no sea considerado crítico. Disponen del equipamiento material para una primera asistencia y estabilización del paciente hasta la llegada de un recurso medicalizado o su traslado a un centro sanitario. La tripulación de estas ambulancias está compuesta por un conductor y un técnico de transporte sanitario.



Una Ambulancia de Soporte Vital Avanzado (ASVA) o medicalizada es un vehículo de asistencia y transporte sanitario urgente que presta atención médica cualificada a pacientes en estado crítico con el equipo material y humano necesario. Estas ambulancias llevan un médico, un enfermero, un conductor y un técnico de transporte sanitario.



Las ambulancias sanitarizadas incorporar entre su personal a un enfermero con experiencia en atención de urgencias y transporte sanitario urgente, además de disponer de un equipamiento sanitario que permite su conversión en recurso medicalizado, en caso de que sea necesario. El contacto permanente con los médicos del SUC que se encuentran en centro coordinador posibilita la tutorización para la asistencia por parte del enfermero a pacientes graves.



Las ambulancias medicalizadas cuentan con sistemas de transmisión de datos biomédicos, como el electrocardiograma, que es recibido en tiempo real en la sala de coordinación. Allí, un médico del SUC los interpreta y decide las pautas terapéuticas que el enfermero puede comenzar a administrar mientras dure el traslado del paciente a un centro sanitario

Stefano Pellegri