miércoles, 21 de agosto de 2013

Formación Profesional para los socorristas canariosFormación Profesional para los socorristas canarios

Tres centros de Canarias comenzarán a impartir el título de Técnico en Salvamento y Socorrismo a partir de octubre

21.08.2013 | 11:57
Recuperación del cadáver de un ahogado en el Sur de Tenerife por un helicóptero de la Guardia Civil y miembros del grupo de rescate de montaña.
Recuperación del cadáver de un ahogado en el Sur de Tenerife por un helicóptero de la Guardia Civil y miembros del grupo de rescate de montaña. 
Aquellos que quieran dedicarse al salvamento acuático tendrán a partir de octubre una alternativa de formación profesional a su disposición en las Islas. Canarias es la segunda comunidad autónoma, solo después de Cataluña, en implantar un ciclo formativo de grado medio en socorrismo. "Se trata de una iniciativa muy importante", reconoce el secretario de general de la Federación Canaria de Salvamento y Socorrismo, José Miguel Rodríguez, "ya que hay que apostar por la profesionalización en nuestro colectivo". 
El título de Técnico en Salvamento y Socorrismo, expedido por el Ministerio de Educación, se impartirá a partir del curso 2013/2014 en tres centros de Canarias: el IES Virgen de la Candelaria, en Tenerife; el IES Felo Monzón Grau Bassas, en Gran Canaria; y el IES Gran Tarajal, en Fuerteventura. La obtención de esta titulación acreditará a quien la obtenga para desarrollar esta actividad profesional en todo el territorio nacional. 
Para José Miguel Rodríguez, que es además director técnico de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, la puesta en marcha de este ciclo es un paso más hacia el incremento de la formación de aquellos que se dedican a salvar vidas en el medio acuático. "Con la normativa actual solo se exige un curso de más de 100 horas a socorristas que trabajen en una playa, y de más de 30 en el caso de las piscinas", sostiene. Se trata de una formación "claramente insuficiente", ya que no se les exige ninguna prueba física mínima, que acredite su rendimiento, ya que en muchas ocasiones "tienen que salvar a personas que les pueden doblar el peso", expone. Rodríguez espera que a partir de ahora se exija la titulación profesional que se acaba de implantar y se acabe con los cursos de socorrismo de pocas horas.
Ahora además, según expone Rodríguez, la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (Essscan) exige que los socorristas realicen un curso de reciclaje de forma bianual. "Serán cursos de diez horas, que incluirán partes teóricas y prácticas, además de pruebas físicas", explica. 
Por otra parte, el secretario general de la Federación Canaria de Salvamento y Socorrismo recalca que la legislación en esta materia en España es "lamentable", algo que se agrava en el caso de Canarias. "A pesar de que vivamos del turismo no hay una normativa que obligue a que haya un puesto de socorrismo en todas las playas, y es algo que se deja a la elección de los ayuntamientos", una obligatoriedad que sí se impone en el caso de las piscinas, algo que es incongruente. El Gobierno de Canarias intentó sacar a delante un decreto en 2003, que incluía la obligatoriedad de un socorrista en todas las playas pero los ayuntamientos protestaron al no poder hacer frente al gasto y el Ejecutivo regional lo derogó a finales de ese mismo año. 
Rodríguez sostiene que la situación en el Archipiélago está a años luz de la que se vive en otros países, en los que la brigada de rescate depende directamente del Estado, "en Francia por ejemplo dependen de la policía local". 
La falta de profesionalización de los servicios de rescate y la escasa normativa es uno de los factores que inciden en el alza en las cifras de muertos por ahogamientos, según la Organización Mundial de la Salud. La OMS añade que su refuerzo y velar porque se cumplan las reglas puede ser una de las estrategias de prevención de este tipo de accidentes, que son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional del mundo.
 

No hay comentarios:

Stefano Pellegri