sábado, 5 de enero de 2013

HEMEROTECA

Las demandas por el concurso de ambulancias superan los 20 millones

La sentencia que anula la convocatoria es la primera de varias denuncias presentadas

 

 

R. ACOSTA
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
La Consejería de Sanidad se expone a pagar más de 20 millones de euros en indemnizaciones tras conocerse la sentencia del TSJC que anula el concurso convocado en 2008 por el que adjudicó el transporte sanitario en ambulancia. Este fallo es el primero de una serie de demandas presentadas en su momento por parte de las empresas afectadas que queda-ron fuera de la convocatoria realizada por Sanidad, a través de la empresa pública Gestión de Ser-vicios para la Salud y la Seguridad en Canarias (GSC).
La empresa Manuel Guerra Castellano SL presentó cinco demandas más, entre ellas a la adjudicación y al inicio del servicio. La sentencia emitida anula la apertura de plicas y el TSJC ordena retrotraer este proceso al inicio del mismo. Si la Sala sigue fallando a favor de las empresas recurrentes, éstas pedirán daños y perjuicios por el daño causado, lo que puede provocar una acumulación de reclamaciones que puede superar los 20 millones de euros.
El concurso adjudicó la contratación de servicios de transporte sanitario terrestre urgente y no urgente en las islas de La Palma, La Gomera, El Hierro, Fuerteventura y Lanzarote, además de ambulancias de soporte vital básico, soporte vital avanzado y ambulancias sanitarizadas para las islas de Gran Canaria y Tenerife.
Los servicios jurídicos de la empresa GSC se encuentran estudiando la sentencia del TSJC con el fin de decidir los pasos a seguir. Las opciones jurídicas son la apelación al Tribunal Supremo, lo que dilataría aún más el proceso.
La mesa de contratación que adjudicó el concurso ahora anulado estaba formada por las mismas personas que elaboraron las bases del concurso de la hemodiálisis, conocido como caso Lifeblood, que provocó una amplia polémica y acabó siendo revisado por Sanidad e investigado por la Justicia. Entre los miembros de la mesa se encontraba el abogado Javier Artiles, ex asesor de Sanidad, a través de la empresa GSC, y que la ex consejera Mercedes Roldós (PP) tenía en nómina precisamente para elaborar los concursos.

 
Sociedad
 
 
Una asociación en Las Palmas ya lo ha llevado ante Fiscalía Anticorrupción
ACN PRESS | SANTA CRUZ DE TENERIFE


Interior de una ambulancia.
Tony Cuadrado |
La empresa Transportes Sanitarios de La Palma denunció “la gran cantidad de irregularidades” que a su juicio se han cometido en la adjudicación por parte del Gobierno de Canarias del concurso de traslados de enfermos en ambulancias.

Esta empresa que, a pesar de presentar la documentación que acreditaba los requisitos de capacitación y solvencia necesarios para concurrir, resultó excluida del concurso “por una arbitraria interpretación de las fechas de entrega, exclusión recurrida ante los tribunales”, según un comunicado de la propia empresa.

Transportes Sanitarios de La Palma “entiende que otras licitadoras como Ambulancias García Tacoronte, se han visto beneficiadas en el concurso pese a incurrir en numerosos incumplimientos, entre ellos que se le permitiera firmar la oferta económica en el mismo momento de la celebración de la mesa”.

Asimismo, Ambulancias García Tacoronte “ni siquiera ha podido presentar el aval de garantía, lo que permite dudar de su solvencia económica”, añaden. Según la empresa denunciante, Ambulancias García Tacoronte ha formado parte de una UTE “con serias dificultades económicas, por cuyo motivo fue disuelta el pasado 14 de julio, quedando sujeta a una administración judicial”.

Cabe recordar que la Asociación Regional del Transporte Sanitario y Actividades Médico-Sanitarias (Artea) denunció el pasado 22 de diciembre ante la Fiscalía Anticorrupción del Tribunal Superior de Justicia de Canarias la adjudicación, por la Consejería de Sanidad y Consumo del Gobierno autónomo, del servicio de traslados de ambulancias por considerar la comisión de diversas irregularidades.

En el escrito, en concreto, se hace alusión a que “desde antes de salir publicadas las bases, ya se había anunciado que los mismos serían adjudicados en su mayoría a la empresa Transportes Aéreos Sanitarios Isleños, SA [Tasisa], ahora adjudicataria provisional de buena parte de los servicios de transporte sanitario terrestre”.
La empresa Transportes Sanitarios de La Palma se pregunta en el comunicado si la Administración debe adjudicar un servicio público tan sensible como el del servicio de traslados de enfermos y accidentados “a la empresa más barata o debería apostar por la que, dentro de los requisitos del concurso, muestra ser la que con más eficiencia es capaz de prestar el servicio”.

Según los responsables de la empresa, “es sorprendente, por no decir indignante, que se vuelva a adjudicar a empresas que han incumplido en la prestación de servicios en anteriores adjudicaciones, que incumplen la normativa laboral, la correcta dotación de los vehículos, con sanciones de la inspección de trabajo por falta de medidas de seguridad e higiene, e incluso con expedientes sancionadores iniciados por la propia administración responsable del concurso, en definitiva sin el mínimo rigor en la prestación de un servicio de estas características”.


 

1 comentario:

Anónimo dijo...

20 ¿MILLONES? Tranquilos que eso lo pago yo no hay problemas.Pero a mis amigos no se les quita de ahí.
De todas formas yo le dije al gabinete juridico de la comunidad autonoma que hicieran un recurso de casación,si tenemos suerte esto es como lo de TINDAYA cuando salga la sentencia se olvidará todo ,incluso habra un nuevo concurso de ambulancias.Pero que salga más alla del 2013 para no pagar ni a los adjudicados ni a los no adjudicados indemnización alguna.

Stefano Pellegri