lunes, 24 de diciembre de 2012

Grave situación del servicio de transporte sanitario urgente en la provincia de Ciudad Real

CCOO · En algunas localidades hay trabajadores que están siendo sometidos a turnos de 48 horas de trabajo acumulado y en algunas como Puertollano de hasta 68 horas en 3 días.
Tal y como adelantamos el día de ayer, el despido fulminante de 77 trabajadores de la empresa de ambulancias Ambuibérica S.L está poniendo en grave riesgo la salud de los trabajadores que no han sido despedidos y que están siendo obligados a trabajar en turnos de 48 horas, de manera ilegal. En algunos casos, como en Puertollano, se han originado jornadas de tres días consecutivos. Se está incumpliendo gravemente la legalidad vigente en este sentido que no permite la realización de guardias más allá de las 24 horas, y la diferencia entre turnos que debe ser de 12 horas.
Las localidades donde se están produciendo estos turnos de 48 horas, son La Solana, Valdepeñas, Ciudad Real, Puertollano, Villarrubia de los Ojos, Alcázar de San Juan.Esta irresponsabilidad está provocando una alarmante falta de efectivos para un servicio público tan importante como es el transporte urgente, dejando a importantes zonas de población, atendidas por trabajadores que se encuentran bajo una presión laboral insostenible por parte de esta empresa.
Instamos a la administración regional, en este caso al SESCAM a tomar cartas en el asunto de manera urgente, y obligue a la empresa a la readmisión inmediata de los trabajadores despedidos, para que se pueda prestar un servicio de garantías por parte de esta empresa a los ciudadanos de la provincia de Ciudad Real, y que se ha visto gravemente mermado desde la llegada de Ambuibérica S.L. Señalando la responsabilidad de la propia administración y la empresa en caso de ocurrir alguna desgracia debido a la situación creada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los de ambuiberica son unos sinvergüenzas que los echen del pais de una vez sinvergüenzas.es lo que son. Queremos vivir tranquilos. Y no tener que aguantar a estos sinvergüenzas

Anónimo dijo...

¿e?

Stefano Pellegri