domingo, 4 de marzo de 2012

El SUC, de servicio las 24 horas

dar una reMás de cien recursos sanitarios móviles distribuidos por todas las Islas se encargan de spuesta inmediata a las emergencias que se producen en el Archipiélago



LA OPINIÓN


SANTA CRUZ DE TENERIFE Más de mil profesionales trabajan las 24 horas de los 365 días del año en el Servicio de Urgencias Canario (SUC) para dar respuesta a una situación de emergencia o urgencia sanitaria, en cualquier punto del Archipiélago o en sus aguas circundantes.

Un equipo altamente cualificado, formado por médicos, enfermeros, pilotos y copilotos, gestores de recursos, conductores, técnicos, mecánicos y personal de gestión que ofrece, allí donde se les necesita, una respuesta rápida y eficaz a cada demanda, tanto desde el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 como a través de los recursos móviles distribuidos por todas las Islas.

Diecisiete años después de su puesta en marcha, el 1 de diciembre de 1994, bajo el nombre de Urgencias Sanitarias 061, el SUC se encuentra a la vanguardia en la atención de las urgencias y emergencias prehospitalarias. Para ello, a lo largo de estos años ha seguido avanzando en gestión e invirtiendo en formación, con la meta puesta en consolidarse como uno de los mejores sistemas de atención sanitaria urgente de España y Europa.

Atrás quedaron las imágenes de los coches agitando un pañuelo por la ventanilla cuando se trasladaba un paciente en una situación grave hasta el hospital más cercano. Ahora los canarios disponen de un servicio que se activa con una simple llamada al 1-1-2, desde donde le atiende un equipo de profesionales para darle la mejor respuesta a cada situación.

Coordinación

El SUC se encuentra situado en la actualidad en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2, que cuenta con dos Salas Operativas, ubicadas en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, a través de las cuales se coordina la actuación de los recursos móviles y de todos los profesionales que están distribuidos en las Islas. Dirigiendo todo este dispositivo se encuentran médicos y enfermeros que permanentemente prestan asistencia telefónica y/o coordinan la atención sanitaria en el mismo lugar del incidente y durante el traslado al hospital más próximo.

El Servicio de Urgencias Canario se activa en el mismo instante en que se produce una llamada de alerta al 1-1-2 solicitando asistencia sanitaria. Una vez recibida la llamada en una de las Salas Operativas del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad, un operador de demanda recaba, en el menor tiempo posible, los datos imprescindibles para dar una respuesta eficaz. A continuación, un equipo médico presente permanentemente en el Centro Coordinador, determina los recursos necesarios y proporcionados en cada caso y ofrece, si es necesario, teleasistencia en el mismo lugar del incidente o durante el traslado de los pacientes al centro hospi talario elegido. Mientras, un gestor de recursos sanitarios realiza un seguimiento continuo de la intervención de los recursos asignados, lo que permite al SUC conocer en todo momento la disponibilidad de los recursos para su mejor optimización.

Actualmente, el Servicio de Urgencias Canario (SUC) está dirigido por Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), empresa pública dependiente de la Consejería de Sanidad y la Consejería de Economía y Seguridad del Gobierno de Canarias.

Equipamiento

Para realizar toda esta actividad, el SUC dispone en estos momentos de más de un centenar de recursos móviles distribuidos en las diferentes islas que cuentan con el equipamiento necesario para la asistencia y transporte sanitario urgente prehospitalario, en caso de enfermedad o accidente.

Su nueva imagen, con un característico color amarillo, sigue las últimas recomendaciones de la Unión Europea en materia de vehículos de emergencia y de alta visibilidad para lograr aún una respuesta más rápida y eficaz.

En concreto, Canarias dispone de 89 ambulancias de soporte vital básico, 11 medicalizadas, 11 sanitarizadas, un avión medicalizado, dos helicópteros medicalizados, dos vehículos de intervención rápida y dos vehículos de atención médica.

Las ambulancias medicalizadas (ASVA), conocidas también como ambulancias de soporte vital avanzado, son vehículos de asistencia y transporte sanitario urgente que prestan atención a pacientes en estado crítico a través de una asistencia médica cualificada y disponen del equipamiento material y equipo humano necesario para ello. La dotación humana de estas ambulancias está compuesta por un médico, un enfermero, un conductor y un técnico de transporte sanitario.

Las ambulancias sanitarizadas presentan la peculiaridad de incorporar entre su personal a un enfermero (DUE) con experiencia en atención de urgencias, emergencias y transporte sanitario urgente, además de disponer de un equipamiento sanitario que permite su conversión en recurso medicalizado, en caso de que sea necesario.

El contacto permanente con los médicos del SUC, que se encuentran en Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 1-1-2, posibilita la tutorización para la asistencia, por parte del enfermero, a pacientes potencialmente graves. Asimismo, el desarrollo de los sistemas de telemedicina consigue situar en dichos recursos unos sistemas de transmisión de datos biomédicos, como es el electrocardiograma, que es recibido en tiempo real en la sala operativa. Allí, un médico del SUC realiza la oportuna interpretación y decide las pautas terapéuticas que el DUE puede comenzar a administrar mientras dure el traslado del paciente a un centro sanitario o se transfiera a un recurso de soporte vital avanzado.

Otro tipo de recursos de los que dispone el SUC con las ambulancias de soporte vital básico (ASVB) que son vehículos de asistencia y transporte sanitario urgente terrestre con capacidad para prestar atención a pacientes cuyo estado no sea considerado crítico. Disponen del equipamiento material para una primera asistencia y estabilización del paciente hasta la llegada de un recurso medicalizado o su traslado a un centro sanitario. La dotación humana de estas ambulancias está compuesta por un conductor y un técnico de transporte sanitario.

Los vehículos de intervención Rápida (VIR) llegan con suma rapidez al lugar del incidente y coordinan la intervención de los recursos asistenciales del Servicio de Urgencias Canario. Su dotación es la de un médico, un enfermero y un gestor de recursos sanitarios con experiencia y formación en técnico de transporte sanitario. Su equipamiento permite prestar una primera asistencia sanitaria aportando un soporte vital avanzado hasta la llegada de la ambulancia. Además dan apoyo en todo tipo de accidentes, incidentes no rutinarios (INR) y participan en simulacros y preventivos.

Los vehículos de coordinación sanitaria desempeñan un papel fundamental dentro del SUC ya que se destinan a realizar la asistencia in situ en actos que requieran cobertura de riesgos sanitarios previsibles, accidentes de múltiples víctimas y servicios de urgencia extraordinarios en los que se valora la necesidad de desplazamiento al lugar del incidente de un médico coordinador.

En cuanto a su equipamiento material hay que destacar que están dotados de desfibrilador semiautomático, maletín de soporte ventilatorio y circulatorio, así como medicación para prestar una primera asistencia sanitaria. También cuentan con material de inmovilización (collarines cervicales, férulas neumáticas e inmovilizador de columna), material para la señalización de incidentes y de clasificación de víctimas, además de un equipo de comunicaciones que les permite realizar labores de coordinación del incidente y/o del servicio preventivo de un evento.

Completan el panel de recursos terrestres del Servicio de Urgencias Canario los vehículos de atención domiciliaria que están equipados para prestar asistencia sanitaria a domicilio al contar con un médico y un conductor. Están coordinados por el SUC, aunque dependen orgánicamente de Atención Primaria (Servicio Canario de Salud).

Catástrofes

Las situaciones de emergencia y urgencias sanitarias individuales suele ser las más habituales dentro de la actividad que desarrolla el Servicio de Urgencias Canario, pero el equipo de profesionales que lo conforman también están preparados para actuar ante una catástrofe.

Una continua formación de ese equipo humano y la disponibilidad de todo un catálogo de recursos permiten que Canarias esté preparada para dar una respuesta adecuada a una situación de este tipo.

En concreto, el SUC dispone de dos unidades móviles para catástrofes (UMCAT), dos vehículos de apoyo logístico, dos Vehículos de Intervención Rápida, dos remolques para la asistencia en catástrofes sanitarias y de múltiples víctimas y dos equipos de respuesta sanitaria inmediata (ERSI).

Las Umcat son vehículos de características especiales que contienen un hospital plegable de nueve metros cuadrados cada uno provisto con materiales sanitarios fungibles, telecomunicaciones propias, grupos electrógenos, iluminaría, distribuidores de oxígeno, camillas y sillas, entre otros muchos elementos, que se destinarán a la asistencia de aproximadamente 25 afectados. El personal mínimo preciso para cada unidad es de tres técnicos sanitarios con formación y entrenamiento específico. Estas unidades móviles cuentan además con 28 arcones de aluminio, como material organizativo y de transporte; material de señalización y balizamiento, como bengalas, luces químicas y una manga de viento; material de autoprotección, como cascos y trajes especiales, máscaras y filtros de gases para distintos productos químicos, además de un GPS portátil.

El objetivo de los vehículos de apoyo logístico es actuar como primera salida ante una situación de emergencia que precise asistir aproximadamente a un número entre ocho y 10 personas, así como servir de transporte de personal, con capacidad disponible para seis plazas. Este recurso posee una carpa plegable de nueve metros cuadrados, distribuidor de oxígeno, materiales fungibles, electromedicina, camillas, sillas plegables, iluminaría y un grupo electrógeno portátil, entre otros muchos elementos. El personal mínimo preciso para su actuación es de dos técnicos sanitarios con formación y entrenamiento en el uso de este tipo de recurso y de sus materiales. Asimismo, estos vehículos cuentan con extintor y material de señalización y balizamiento.

Los equipos de Respuesta Sanitaria Inmediata son unos remolques para la asistencia en catástrofes sanitarias y múltiples víctimas que incluyen el carrozado y suministro, así como la instalación de diverso material de emergencia en cada medio de transporte. El remolque dispone de amplias puertas laterales abatibles y portón trasero amplio donde se alma cenan seis carpas plegables que pueden albergar a seis afectados cada una. Cuentan además con sistema de autoabastecimiento eléctrico, sistema de iluminación con proyectores halógenos con trípode telescópico; material sanitario que incluye 12 camillas; material organizativo y de transporte con contenedores de residuos peligrosos desechables y material de señalización, balizamiento y autoprotección.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Todo el mundo de las empresas de ambulancias de Canarias cobraron ya??

Stefano Pellegri